Conecte con nosotros

Haga preguntas, intercambie experiencias, consejo y sensaciones; y siga las actualizaciones y en nuestra comunidad. Nos encantan los comentarios y queremos saber lo que opina sobre Zleeping Hotels. ¡Bienvenido!

Facebook Flickr
Twitter Youtube
bloglovin

Atenas

Ahora que han tenido lugar los juegos olímpicos en Rio de Janeiro he pensado contar un poco sobre los juegos de Atenas del 2004.
En 1896 tuvieron lugar los primeros Juegos Olímpicos modernos en Atenas y 108 años más tarde tuve el placer de encontrarme en el mismo lugar mientras varios deportistas suecos hicieron historia en esta ciudad mítica.


Acropolis.

En 1999 visité Olimpia que está situado en la península Peloponeso, donde tuvieron lugar los Juegos Olímpicos entre 776 a. C. – 393 d. C. En aquellos tiempos estaba allí el templo de Zeus con una estatua enorme de Zeus, una de las 7 maravillas del mundo. La estatua estaba allí hasta finales del siglo 300 cuando se la llevaron. Hoy en día se puede visitar las ruinas que quedan y el museo que hay dedicado a los juegos olímpicos. En 1988 se añadió Olimpia a la lista de Patrimonio Mundial en la Unesco. En el comienzo de cada juego, la llama olímpica se enciende en Olimpia y se lleva hasta la ciudad anfitrión.


El estadio Olimpia fue la arena principal durante los juegos olímpicos 1896.

Atenas es la capital de Grecia y la ciudad está rodeada por las montañas Pateras, Pentelikon, Hymettos y Parnes. El clima es parecido al español. La ciudad tiene mucho que ofrecer en cuanto a atracciones interesantes y lugares bonitos. Antes de los juegos del 2004 se construyó una red de metro para poder transportar a todos los visitantes. Plaka, así se llama el casco antiguo de la ciudad, fue nuestra parte favorita. Allí nos movimos mucho entre tabernas y tiendecitas. Al lado de Plaka estaba Monastiraki , un barrio de mercados, donde negociamos la compra de entradas para los deportes donde los Suecos tenían más posibilidades de ganar oro. Había montadas varas mesas en medio de la plaza, donde se vendían y compraban estos tickets de entrada.

Otra parte que nos gustó mucho fue la plaza Síntagma (en griego Platía Sindágmatos, «Plaza de la Constitución). No exactamente por el parlamento, no. En realidad nos interesaba el cambio de guardia en la Tumba del Soldado Desconocido. Los majestuosos guardias realizan un ritual un tanto curioso y diferente. Cuando volvimos de los bares por la noche, nos encantaba pararnos allí para contemplarlo.


Cambio de guardias en la plaza Síntagma.

Pasamos unas semanas maravillosas en Atenas. Por las mañanas pudimos irnos a la playa y por las tardes asistir a las diferentes competiciones. Y por las noches ¡fiesta! Un sitio donde nos hicimos ver mucho fue el Holland Heineken House. Era una zona de fiesta al lado del edificio Zappeion en el parque nacional. ¡Qué recuerdos! Cada noche estábamos allí con nuestras pelucas y demás accesorios en azul/amarillo. Hacia el final de nuestro viaje teníamos un descuento de 50% en la barra debido a que animamos a todo el mundo. También iban allí muchos de los deportistas y sus familiares. Por ejemplo nos hicimos amigos de la madre del nadador Pieter van den Hoogenband por lo tanto cuando ella se paseo con su medalla de oro, evidentemente nos dejo tocarlo. También conocimos a la familia de Inge de Bruijn, pero ante todo hicimos una futura campeona olímpica reír hasta saltarle las lágrimas… Cantamos “Devil in disguise” para Cathy Freeman de Australia, pobrecita… pero al menos le pareció gracioso nuestro numerito…


Cathy Freeman de Australia tuvo “el placer” de oirnos cantar.

Cuando las puertas de Holland Heineken House cerraba por las noches, solíamos ir a un bar donde se juntaban los fans, deportistas y prensa de Suecia. Había buena marcha en este bar y los deportistas que ya habían competido se juntaban con los fans de fiesta. Allí pasaron muchas cosas divertidas, algunos se pueden contar, otros mejor se quedan entre los asistentes..
Una noche apareció el equipo femenino sueco después de su último partido. Esta noche fue una de las más divertidas. Bailaron juntos jugadores de futbol, atletas, luchadores, periodistas y fans hasta las 6 de la mañana. Nos hubiéramos quedado un rato más pero teníamos entradas para ver las competiciones de canoa, por lo cual volvimos al hotel para recoger las entradas que estaban en la habitación. A las 11 de la mañana me desperté con toda la ropa puesta y las entradas en la mano. Tenía 14 llamadas perdidas y al menos 20 mensajes diciendo “¿Estais viéndolo?” ¿Dónde estais?” “¡Felicidades!” “Oroooooooooooooooo” ¡Nos habíamos quedado dormidos en la habitación y habíamos perdido el oro Sueco en canoa! Me puse furioso y empecé a buscar mi bañador y la toalla en un intento de ir a la playa, pero tenía demasiado sueño y volví a la cama. ¡Qué decepción! Al final no nos levantamos hasta las siete de la tarde aquel día… Cuando luego por la noche salimos mi compañero de habitación se encontró con unos chicos suecos muy altos y fuertes en un restaurante. Al hablar con ellos les contó que habíamos perdido la competición y el oro de canoa de aquella mañana. Los chicos se rieron y le preguntaron si no les reconocía. No, decía mi amigo, ni idea. Resulta que eran los ganadores del oro de canoa.


De fiesta con el equipo nacional femenenio de futbol de Suecia.

Bueno, todo no eran fiestas. También vimos un poco de deporte. Vimos Estados Unidos ganar a Australia en baloncesto. Vimos Croacia ganar oro en balón mano. Vi mi primer final en voleibol femenino. En este final ganó Estados Unidos y desde entonces han ganado 2 oros más con el mismo equipo. He visto los tres finales y en Rio tengo mi entrada para una cuarta, veremos si participa Estados Unidos otra vez. En lucha libre esperamos obtener una medalla del tipo más valioso, pero a pesar de que cantamos y animamos todo lo que pudimos a Ara Abrahamian “solo” conseguimos plata.


Hinchas en Atenas.

Otro momento genial fue durante el tenis de mesa. El legendario Jan-Ove Waldner, de Suecia, atrajo muchos espectadores y la sala se llenó de fans. Waldner se considera uno de los mejores jugadores de tenis de mesa de todos los tiempos y en su lista de meritos figuran 1 medalla de oro olímpico y 6 medallas de oro mundiales. En China le llaman “el árbol eternamente verde”. Recuerdo cuando coincidí con Waldner en Beijing en 2008. ¡Realmente es muy popular en China! En Atenas logro llegar hasta el partido para disputar la medalla de bronce. Había un caos delante de la arena cuando todos los fans estaban intentando conseguir entradas para dicho partido. Tuve suerte de recibir una entrada gratis de un guía que llego con un grupo de sponsors. Otros pagaron hasta 100 euros para su entrada. Lamentablemente Waldner perdió la partida y decepcionado tiro sus camisetas a los fans en el palco.

Dentro en la impresionante arena de atletismo también vivimos momentos increíbles. Antes del final de 100 metros había un ambiente fantástico y el público estaba juntando las palmas al famoso Zorba de Theoderakis. Nos otros, los suecos, llegamos a vivir 3 oros de atletismo y no creo que esto es algo que se vaya a repetir. Me acuerdo cuando Carolina Klüft, junto a los tonos de ABBAs “Dancing Queen”, iba corriendo envuelta en la bandera sueca después de ganar su oro. En 2013 coincidí con ella en una cena y estuve sentado a su lado. Saque mi entrada para Atenas y le pedí que me lo firmara.

También vimos a nuestro Christian Olsson saltar 17,79! Cuando terminó, vimos a nuestro Stefan Holm en salto de altura. Primero no pintaba muy bien, pero después de unos maravillosos saltos, sus oponentes no lograron las subidas de altura y Stefan ganó. ¡Estaba tan feliz con su bandera!
Los fans suecos se hasta bañaban en el fuente del exterior de la arena. Son cosas que nunca se olvidan. Había perdido una apuesta contra Stefan Holm, por lo cual un par de días más tarde le tuve que invitar a un helado en Atenas.

En total pasamos 17 días fantásticos en Atenas y a menudo lo echaba de menos. En 2010 tuve la oportunidad de volver a Atenas para una parada en el tour de U2 en esta ciudad. Además iban a tocar en el Estadio Olímpia.


El estadio Olimpia.

En esta ocasión viaje con mi amigo Simon. Empezamos la semana con un viaje en autobús a través de Atenas hasta el puerto Pireus. Durante el viaje el bus paso por delante de varias arenas que se utilizaron en las competiciones olímpicas y me volvieron muchos recuerdos. Desde Pireus se puede coger diferentes transbordadores que van al archipiélago griego. Nos otros cogimos el que iba a Egina. Allí estuvimos unos días disfrutando de la playa y el sol antes de regresar de nuevo a Atenas. Hicimos check in en el hotel Candia y descubrimos que el hotel tenía una piscina en el tejado. ¡Esto lo celebramos enseguida con un “pool party”! Desde la piscina teníamos vistas a la ciudad de Atenas. Se podía ver el Akropolis y la apuesta del sol detrás de las montañas. ¡Un hotel para recomendar!


Vista desde hotel Best Western Candia.

También vinieron mis amigos Tompa y Annelie para pasar unos días y juntos recordamos los tiempos cuando durante los juegos olímpicos pasamos por la plaza Sintagma, Akropolis, Plaka y Monastiraki.


Acropolis de noche.

Cuando llego el momento del concierto en la arena Olímpia si que era especial volver al mismo sitio donde tantos deportistas habían ganado su oro olímpico. Para el concierto la arena estaba muy bonita y alojo 90 000 fans de U2. Teníamos entradas para estar de pie pero como no hicimos cola esta vez, estuvimos bastante atrás, y no llegamos a la zona delante del todo “the circle”. Los que estaban allí tenían cuñas en las manos por lo cual propuse de dibujar unos, y ¡funciono! Por lo tanto en las últimas canciones del concierto estuvimos delante del todo. Bono vio nuestras camisetas de Suecia y nos señaló. Para la última canción la gente cantaba tan alto que Bono dejo de cantar.


U2 en concierto en Atenas 2010.

Vale la pena visitar a Atenas. Los antiguos templos y ruinas son impresionantes y es muy fácil combinar sightseeing con compras y relax.
Ahora me voy para mi siguiente aventura olímpica. Viajo a Rio de Janeiro en Brazil para vivir mi séptimo juego olímpico. Tengo ganas de beach volley, balón mano, futbol, lucha libre, regata, mountain bike, atletismo, canoa y días maravillosos en Copacabana.

Puedes seguir el viaje en Instagram: lengan11

¡Ciudáos! /Lengan

Hoteles populares para reservar en Atenas:

Royal Olympic

Athens Cypria Hotel

Arion Hotel

Best Western Candia Hotel

Oslo, la búsqueda del bolso perdido….

Me desperté desorientado en la habitación del hotel… ah sí, estaba en Oslo… La resaca de la noche anterior se hizo notar.. uf, que dolor de cabeza… ¿Cómo llegué de vuelta? ¿He llegado con todo lo que había llevado al salir? A ver… la cartera, sí aquí está, el móvil, sí, Tompa, mi amigo y compañero de habitación, sí.. el bolso…..¡Noooo! Mi bolso con la medicación para mi asma, mis gafas y mi cámara tan cara, ¡no estaba! Pánico..


Oslo

Empezamos desde el principio. Era el año 2010. Tompa y yo habíamos viajado a Oslo porque habíamos ganado un viaje paquete para ir a ver la Eurovision Song Contest. Yo llegué a la capital un poco antes que Tompa por lo cual hice un paseo hasta Aker Brygge, un antiguo muelle con tiendas, restaurantes, viviendas y oficinas con muchísimo ambiente. Al estar situado al lado del mar y además céntrico, es muy agradable pasear por allí y ver los barquitos y todos los restaurantes con terraza en el muelle. Un poco más adentro está “Akershus festning” que es una fortaleza y desde allí hay una vista muy buena sobre la ciudad y Aker brygge.

Akerbrygge
Aker Brygge.


Aker Brygge.

Vista a Aker brygge
Vista a Aker Brygge.

Continué mi visita al centro y subí por la famosa calle “Karl Johan” hasta el palacio real. El palacio data del 1849 y está rodeado por el gran jardín real “Slottsparken”. Desde el castillo también hay una bonita vista hacia el centro de Oslo y Karl Johan.

La Residencia Royal
El Palacio Royal.

Cuando volví al hotel, Tompa ya había llegado y empezamos a prepararnos para la fiesta de la noche. Esto consistía básicamente en ingerir algunas bebidas alcohólicas en la habitación del hotel. Cuando llegó la hora de dirigirnos a la arena de la Eurovisión nos sobraba una botella de ron, por lo cual nos la llevamos. Por la calle nos encontramos con un marinero ruso que no dudó en beber directamente de nuestra botella. Mala suerte para él, porque le hicimos una foto y accidentalmente más adelante le enseñamos la foto a su oficial…

Entramos la arena por la entrada VIP y nos sentamos en nuestros puestos que estaban muy bien situados. Había mucha ambiente y naturalmente apoyamos la canción Sueca todo lo que pudimos. Era la semifinal y lamentablemente la canción Sueca no logró pasar. Lo mejor que podíamos hacer era salir de marcha y probar la vida nocturna de Oslo para olvidar el fiasco de Suecia en este Eurovisión. Fue una noche muy divertida y supongo que volvimos bien tarde al hotel.. Pero ¿qué habré hecho con el bolso?
No pude despertar a Tompa por lo cual me fui solo por la ciudad, la búsqueda del bolso había empezado. ¿Dónde lo pude haber olvidado? Después de una hora de búsqueda intentando acordarme dónde lo pude haber dejado, tuve que rendirme. Pero no pude dejar de pensar en el medicamento, las gafas y la cámara que estaban dentro y que había perdido..
Por la tarde hicimos un picnic en en “Stenparken” , que significa “el parque de piedra” junto a unos amigos; Morten, Ulrika y Tanja. Les contamos todo sobre las aventuras de la noche anterior y se rieron tanto que les saltaban las lágrimas. Realmente me hacía falta la medicación y no sabía cómo iba a conseguir sustituirla. Entonces Morten dijó que tenía un inhalador de asma en su apartamento y que me lo podría dar. El problema era que el apartamento estaba bien lejos del parque. Entonces Tanja se acordó de su padre es taxista e igual podría acercarse al apartamento de Morten a buscar el espray. Media hora más tarde llego el espray en taxi al parque Pero todavía dolía haber perdido las gafas y aquella cámara tan bonita… Entonces Tompa tuvo la idea de mirar las fotos de la noche anterior en el móvil para ver si así podríamos averiguar a qué sitios habíamos ido y dónde podríamos haber dejado el bolso. Aparte de las fotos encontramos también un trozo grabado en un bar donde se veía el bolso en el fondo. Era un bar que tenía una terraza con tejado blanco..Ya teníamos plan para esta noche, ir a los mismos bares que la noche anterior y encontrar el bolso.. Fue una noche divertida donde estuvimos comparando escenarios para ver si dábamos con el bolso. Fuimos a un montón de bares pero no encontramos el bolso y tampoco encontramos este bar donde habíamos grabado el video.

La próxima noche salimos con Tanja y Ulrika seguimos buscando. ¿Cuántas terrazas puede haber en Oslo con tejado blanco? Al lado del Rådhuset conocimos a dos chicas y les contamos nuestra historia de la caza del bolso. Juntos vimos las fotos y el video. Las chicas se creían saber qué dirección tomar. Pasamos la pequeña plaza al lado de Rådhuset, donde ya había estado 10 veces y no había encontrado el sitio. Se adentraron en un callejón y al final del callejón, una entrada y, allí…! Enseguida me resultó familiar y sí, el bar tenía una terraza con tejado blanco! Lo irónico fue que la primera mañana cuando salí del hotel a buscar, este sitio estaba nada más salir y pasé por delante. El fallo fue no girar la cabeza y mirar a la derecha cuando pasé por el callejón. Todavía no me atreví a cantar victoria, alguien podría haberlo robado. Entré y nervioso pregunté al camarero si tenían algún bolso olvidado por allí. – Sí, está en la estantería. Vimos que contenía un inhalador de asma y entendimos que alguien lo estaba pasando mal ahora.
¡Qué alegría! Habíamos encontrado por fin el bolso y todo el contenido seguía allí! ¡Cómo celebramos aquella noche! Y esta vez el bolso se vino de vuelta a la habitación del hotel.

Finalizamos nuestra estancia en Oslo visitando el edificio de ópera de Oslo; Operahuset. Se inauguró en 2008 y está revestido con mármol de Carrara. Pasear por encima del tejado del edificio y disfrutar de la vista, se ha convertido en una de las atracciones más populares. Qué suerte que había recuperado la cámara.


Casa de la ópera.


Paseo en el tejado de la casa ópera.

La capital Noruega tiene mucho que ofrecer en cuanto a cultura, atracciones turísticas, deporte y actividades al aire libre. También tiene muchos bares y restaurantes y he pedido mi amiga Mari que vive en la ciudad recomendarnos un par de sitios:

La capital Noruega de Oslo está lleno de cafeterías, bares, bistros y restaurantes. Cuando el invierno llega a su fin y los primeros rayos de sol aparecen, estos sitios se llenan de noruegos en busca de disfrutar su primer “ute pils” – cerveza al aire libre. Schouskjelleren Mikrobryggeri es una pequeña cervecería donde hay una selección variada de diferentes cervezas. Vale la pena visitarlo.
En cuanto a comida os voy a dar un pequeño tour por los lugares de más interés y también algunos consejos y recomendaciones. La zona más hip de Oslo se llama Grunerløkka. Aquí encuentras un diner Americano llamado Night Hawk Diner. Es un poco como volver a los años 50 con juke box incluido a lo estilo Americano autentico. No te pierdas los pancakes y el equivalente Noruego de un 5 dólar milkshake. Nada mejor para empezar el día.
Si estás por la zona de la opera, el castillo royal y el muelle Aker Brygge sugiero que te vistas con tu mejor ropa y vayas a comer en Teatercafeen donde disfrutaras una comida con clase en ambiente Art Nouveau. Las paredes estan cubiertos con retratos de antiguos cantantes, actores y escritores, la mayoría Noruegos. Un buen contraste al desayuno Americano. Os recomiendo también visitar la fortaleza de Akershus, que es un castillo medieval. Se puede ir por libre o unirse a una visita guía. Algunos de los reyes y reinas estan enterados allí y la historia es entretenida.
Después de la visita seguro que te ha entrado hambre y al salir esta el restaurante de la fortaleza Festningen. Es un ambiente más serio que casual pero no es necesario llevar chaqueta. La comida esta buenísima, igual que la vista y los alrededores. Es recomendable reservar mesa. (Se puede hacer por internet via el link arriba).
Para finalizar la noche y tomar unas copas deberías volver a Grunerløkka para encontrarte con todo el vintage fashion y hipster-vibes. Entre todos los baretos y bistros encontraras Bar Boca cuyo interior es 1950 autentico y los coctels son fantásticos igual que la música y el ambiente. Pide un bloody Mary, la mejor Bloody Mary que he probado nunca. ¡Espero que os gustará nuestra humilde capital! ¡Come, bebe, vive el momento y disfruta de la vida! /Mari

Hoteles populares para reservar en Oslo:

Best Western Karl Johan Hotel
Hotel en un edificio que data de 1899, situado entre el Palacio Real y el Parlamento en Karl Johan, la calle principal de Oslo.

Radisson Blu Plaza Hotel
Un hotel de 37 pisos con vistas impresionantes de la ciudad y el Fiordo de Oslo.

Anker Hotel
En pleno centro de Oslo, entre Karl Johan y las cafeterías, restaurantes y bares en Grünerløkka.

Jamaica

- “Su padre era un hermano blanco de Liverpool, su madre era una hermana de color de Jamaica. Solemos decir que era como café con leche. “
Mientras las hojas de las palmeras se mueven con el viento y mientras escuchamos música reggae, el guía nos cuenta con entusiasmo todo sobre el origen del legendario Bob Marley. Estamos en “Nine Miles” en Jamaica. Es el pueblo natal de Bob Marley. Otro destino de mis sueños ¡se ha hecho realidad!


Bob Marleys Mount Zion en Nine Miles.

Jamaica es la tercera isla más grande de las Antillas en el mar del Caribe. Playas blancas se mezclan con bosques tropicales y cordilleras montañosas. El punto más alto de la isla es “Blue Mountains Peak”, un paraíso para excursionistas. De allí también viene el café Blue Mountain que es tan popular. La isla está dividida en 14 distritos llamados “parish” y la capital, Kingston, se encuentra en el parish con el mismo nombre. El lenguaje que se habla es el inglés pero muy a menudo se habla el dialecto Patwa. Jamaica se independizó en 1962, pero tiene la misma reina que Reino Unido, Isabel II. Los primeros habitantes fueron los indios taínos, pero se extinguieron cuando llegaron los europeos a la isla junto a sus esclavos de África. Los indios no pudieron resistir todas las enfermedades que los europeos trajeron, entre otras la viruela.
En las plantaciones de caña de azúcar había grandes problemas con ratas y serpientes por lo cual se importó un depredador, la mangosta, de la India. La mangosta no tenía depredadores naturales en la isla por lo cual rápidamente crecieron en números al mismo tiempo que las serpientes empezaron a escasear. De las serpientes que quedan ahora en Jamaica, no hay ninguna que sea venenosa. El animal nacional es un pequeño colibrí, el Colibrí Portacintas Piquirrojo.

Comida y bebida:
En Jamaica ¡se bebe ron! Appleton es la marca más conocida. El ron es el ingrediente protagonista en los cubatas pero si uno se cansa de paraguas en los vasos se puede probar la cerveza local, Red Stripe, para variar un poco. Al día siguiente de haber probado todas las bebidas que se ofrecen en el bar, el desayuno ofrece zumos de frutas recién exprimidos que saben a gloria.
La comida está influenciada por todos los rincones del mundo. Una mezcla popular de especias que se emplean para marisco, pescado y carne, es “jerk”. Es un buen regalo llevarse un poco de jerk para los amigos que han regado las plantas en casa. La comida nacional es ackee con pescado salado. Ackee es una fruta que cuando se cocina recuerda a huevos revueltos.


Brunch en el mar Caribe.

Jamaica vive primariamente del turismo. La mayoría de turistas se alojan en Negril, Montego Bay y Ocho Rios. Entre Julio y Noviembre puede haber huracanes tropicales en la isla. El clima es tropical, es decir, siempre hace calor y hay humedad. La moneda local es el dólar Jamaicano, el cual puedes cambiar por ropa colorida, madera tallada, especias, ron, café o excursiones divertidas.

Nos otros nos alojamos en Runaway Bay y nos dio tiempo hacer unas cuantas excursiones muy interesantes.


Runaway Bay.


Runaway Bay.

Cerca de Falmouth esta el rio Martha Brae que recorrimos con flotadores hechos de bambú. ¡No estamos hablando aquí de rafting! Se avanza tranquilamente en el flotador a través de un paisaje que parece una jungla. Después de escuchar todo el día música reggae en el bar de la piscina, esta excursión con su tranquilidad es muy bienvenida. ¡Qué gusto da solo disfrutar del paisaje y del momento, sin ruidos! Naturalmente si uno quiere ¡puede pilotar el flotador!


Excursión con flotador de bambu en el rio Martha Brae.


Se puede probar de pilotar el flotador uno mismo.

En 1970, Ross Kananga, Jim Gore y Stafford Lue abrieron el Jamaica Swamp Safari. Allí se enseñaba diferentes animales, entre otros cocodrilos, caimanes, serpientes, leopardos y leones. En la entrada colocaron una señal con el texto “Trespassers will be eaten” (Los intrusos serán devorados). Cuando se tenía que rodar la película de Bond, “Live and let die”, el equipo de rodaje estaba en busca de paisajes donde rodar. Pasaron por allí, vieron el cartel y miraron dentro del parque. Todo acabo con que Kananga mismo al final tenía que hacer el truco de stunt en la famosa escena donde James Bond, rodeado de reptiles, salta encima de unos cocodrilos para escapar de una isla pequeña. Ross Kananga hizo la escena 5 veces y tuvo varias lesiones en los intentos. Visitamos la granja y nos enseñaron las diferentes escenas en una pantalla. ¡Bonito salto, Ross! Pudimos sujetar un pequeño cocodrilo y también pasear y ver el resto de animales en el parque. Unos pájaros comieron de nuestra mano y las mangostas no nos apreciaron nada cuando miramos dentro sus jaulas.


Jamaica Swamp Safari.


Contacto con un reptil en Jamaica Swamp Safari.

La excursión más popular en Jamaica es visitar las cascadas de Dunn. La cascada entera hace 180 metros de largo y 55 metros de alto. Está dividida entre varias cascadas pequeñas con “piscinas” entre cada una. La gente suele comprar sandalias de goma para luego poder subir la cascada. Se empieza abajo en la playa, donde por cierto se rodó la primera película Bond “Dr No”. Luego se va subiendo junto a un guía. Encima de la cascada, la vegetación ha formado un techo dando una sensación mágica al mismo tiempo que protege a los visitantes de los fuertes rayos de sol. El trabajo de los guías es enseñarte donde es mejor pisar. ¡Y ayudar como fotógrafo, claro! Evidentemente esperan una buena propina cuando el grupo finalmente llega a la cima de la cascada. En caso de pasar las vacaciones en la parte norte de la isla, la cascada de Dunn, es una visita ¡que no se puede perder!


Dunn’s.


Aqui con Johan y Jacob subiendo la cascada de Dunn.

1945 nació Robert Nesta Marley en el pequeño pueblo Nine mile. Poco después, sus padres Cedella y Norval se separaron y Robert creció junto a su madre. Se fueron a Kingston para buscarse una mejor vida pero acabaron finalmente en el barrio bajo de Trenchtown. Robert conoció a Neville Livingstone y durante la década de los sesenta actuaron juntos en la banda “The Wailing Wailers” como Bob Marley y Bunny Wailer. En 1966, Bob se casó con Rita Anderson y juntos tuvieron varios hijos. Bob Marley era ya para entonces una leyenda en la música reggae. Actuó en afluentes conciertos hasta lo último. Se enfermó de un cáncer y murió en Miami en 1981.
Cuando uno visita su casa de infancia en Nine Mile lo primero que encuentra es un vendedor que quiere vender marihuana a los turistas en el parking. Después de educadamente decir “no gracias” se entra en la tienda souvenir y luego se acaba en un restaurante/bar/museo. Si se quiere visitar al mausoleo y casa de infancia de Bob Marley, hay que contratar un tour guiado, no se puede ir por libre. El guía cuenta sobre la vida de Bob y te enseña Mount Zion donde está el orfanato y las tumbas. Es una visita solemne el de entrar en los dos mausoleos donde están enterrados Bob, su hermano y su madre.


La casa de la infancia de Bob Marley.


El mausoleo de Bob Marley.

Jamaica es una perla en el Caribe y no me importa volver a las playas blancas y las palmeras junto a la música que te hace mover el esqueleto.


Playas blancas y palmeras, Jamaica es una isla paradisiaca.

Lengan

Hoteles populares para reservar en Jamaica:

Hedonism II
“Solo adultos” en Negril.

Sunset Jamaica Grande Resort
En el corazón de Ocho Ríos, directamente en la playa de arena blanca cerca de restaurantes y ocio.

RIU Ocho Rios
Un hotel de 5 estrellas con Todo Incluido situado en Jamaica norteña, rodeado por las selvas tropicales famosas y las cascadas espectaculares de Ocho Rios.

Rooms on the beach Negril
Este hotel de 57 dormitorios se encuentra mirando al mar justo sobre la playa de 7 millas de Negril, famosa por su arena blanca en polvo y sus puestas de sol.

Sandals Montego Bay
Situado en la playa privada mas larga de Jamaica.

Club Ambiance
Un “Solo para adultos” en Runaway Bay.

Vancouver y Whistler

En el 2010, junto con mi amigo Ricardo, me fui a ver los Juegos Olímpicos que tuvieron lugar en Vancouver. Fueron dos semanas increíbles donde visitamos Vancouver y Whistler y de donde nos llevamos experiencias y amistades nuevas.

Vancouver está situada en Canadá en la provincia de British Columbia. La ciudad se encuentra al lado del mar y tiene montañas cubiertas de nieve como un bonito fondo. El apodo que se ha adjudicado es “Hollywood north” debido a que allí se encuentra el tercer lugar de América del norte con mas industria de cine, después de Los Ángeles y Nueva York. Aparte de esto, la ciudad vive del bosque y del turismo. Los alrededores de Vancouver atraen muchos turistas que quieren practicar en actividades al aire libre. A 30 minutos en coche se encuentran 3 estaciones de esquí. Hay muchos senderos para practicar bicicleta de montaña – mountain bike – y también se puede practicar rafting. O ¿Por qué no realizar un safari para observar ballenas en alta mar?

Me gustó mucho caminar por Vancouver. A veces parecía que estaba uno en Nueva York ya que los rascacielos con sus cristales espejos parecían las de Downtown. La única diferencia es que entre los edificios se ven las montañas de fondo.


Vancouver.

La primera semana nos alojamos en un hotel en el centro de Vancouver. El personal fue muy amable y nos informaron que cerca del hotel teníamos la plaza Robson o “Robson Square”, donde se congregaban los demás asistentes a los Juegos Olímpicos. Había pantallas grandes para seguir los acontecimientos y carpas de los sponsors. La fiesta que une a la gente en unos Juegos Olímpicos, es adictiva. Uno sólo quiere más y más… Había muchos sitios que ofrecían fiestas con los demás aficionados, por ej German House, Holland Heineken House y Irish House. Un día hicimos un poco de sightseeing por la ciudad y visitamos entre otras cosas el Vancouver lookout, que es un mirador. Se sube con un ascensor que va por fuera del edificio y cuando llegas a la cima hay una vista fantástica 360 grados alrededor de la ciudad. El mar y las montañas en la apuesta del sol, una experiencia mágica y un punto de interés que realmente puedo recomendar. La Llama Olímpica la habían situado al lado del agua y con las montañas de fondo hubo muchas oportunidades para buenas fotos.


Vista desde el mirador de Vancouver “lookout”.


La Llama Olímpica.

En uno de los partidos de hockey sobre hielo, conocimos a un grupo de chicas suecas que habían venido a vivir a Vancouver. Pedí a una de ellas que llevaba desde 2003 en la ciudad, si podía recomendarnos algo y me escribió;

“Hay tantas cosas que me gustan de Vancouver. Es una combinación muy bonita de rascacielos con montañas altas, playas y mar. Es difícil que una ciudad tenga todo esto al mismo tiempo. La naturaleza esta a la esquina, en solo un viaje de 30 minutos del centro llegas a una pista de esquí. En invierno la naturaleza ofrece esquí y en verano las mismas te ofrecen excursiones y caminatas fantásticas. También aprecio el ambiente que hay en la ciudad, la gente es muy sencilla. Al mismo tiempo encuentras excelentes comercios para compras y muchos restaurantes muy buenos, igual que pubs y bares. Es una ciudad segura y siempre me he sentido muy bien aquí. En cuanto a los restaurantes que me habeís pedido cuales son mis favoritos, tengo que decir que desde luego aquí hay todo tipo de comida, estilo y ambiente que a uno se le puede ocurrir, por lo cual es difícil elegir un favorito. Pero unos vienen aquí;

- Para comida vegetariana me gusta Acorn.
- Para hindu Viji’s es una opción muy buena.
- Para sushi me gusta Miku
- Para mejicano tendrá que ser Tacofino.
- Para sabores latinos mi elección es Cuchillo.
- Para una pizza y cerveza combinado con actividad, One under, es genial.
- Para comida china me gusta Bao bei.

¿Excursiones?
Si vienes de lejos encuentro que hay que visitar el Whistler, es el meca de las actividades al aire libre. Esta a aproximadamente 1,5 horas de Vancouver. Da igual que estación del año que decides ir, es igual de maravilloso todo el año. No te olvides a visitar Scandinave Spa para una experiencia tranquila y relajada.
Otro sitio es Deep Cove que está al lado del mar. Allí se puede ir a excursiones, alquilar un kayak, comer muy bien y hacer compras en boutiques muy monos.”

Gracias Cecilia por estos buenos consejos!

Para terminar el blog mi amiga Pamela Thompson, natural de Whistler, nos hace llegar unas palabras sobre por qué es interesante viajar a Whistler:

“Whistler es el “país de las maravillas” invernal con muy buenas pistas de esquí tanto en montaña como en los valles cerca del pueblo y el Callaghan Valley Olympic Park que se encuentra a solo 10 minutos en coche. Si vienes en otra estación puedes hacer mountain bike en el parque destinado a este deporte, hacer caminatas en los senderos de montaña, bañarte en uno de los muchos lagos de los valles después de hacer deporte, hacer roller-blade etc
Whistler también tiene muchos restaurantes fantásticos para complacer a los paladares Canadienses y Europeos, pero también ofrece sushi, comida de Mongolia, Australia y el típico burguer y pizza Estadounidense. Para ir de compras tienes muchas tiendas de ropa, de galerías de arte y joyerías exclusivas. También se puede disfrutar de muchos eventos gratuitos de música en verano en el Olympic Plaza, asistir al evento deportivo de Iron Man, la carrera de Gran Fondo o el evento de Tough Mudder (que es como una carrera con obstáculos a lo militar en el barro para probar la fuerza física y mental de los participantes).
Hay 3 campos de golf muy buenas y para gente que no es muy deportiva esta el festival del vino y del cine; Wine Festival and Film Festival.
Ven a disfrutar de nuestro campo durante el dia y visita nuestros night clubs de moda por la noche. Es un destino que ofrece mucho a todas las edades. Aquí en Whistler, esperamos poder darte la bienvenida.”


En Lost Lake, Whistler.

Feliz año nuevo 2016,
Lengan

Hoteles populares para reservar en Vancouver y Whistler:

Hyatt Regency Vancouver

Pinnacle Vancouver Harbourfront

Best Western Uptown Vancouver Hotel

Fairmont Chateau Whistler

Aava Whistler Hotel

Roma – la ciudad eterna

Si todos los caminos llevan a Roma es extraño que solo he acabado allí en 3 ocasiones. Mi sentido de orientación no debe de ser muy bueno…

Pocas ciudades pueden ofrecer tantas atracciones turísticas con tan poca distancia entre sí. Roma es la capital de Italia, situada en la región de Lazio, y dispone de dos aeropuertos internacionales, Fiumicino y Ciampino. Dentro de la ciudad es fácil moverse con metro o tranvía. La mayoría de lugares y monumentos históricos están situados a una cómoda distancia de pie por lo cual durante un fin de semana se tiene suficiente tiempo para ver los más famosos.

Cuando mi padre cumplió 60, le regalé un viaje a Roma. La idea era combinar la visita a la ciudad con un partido de la Liga Italiana de la serie A. Lamentablemente había muchos disturbios durante los partidos de Roma justo antes de nuestro viaje, por lo cual los partidos se cambiaron a otra ciudad. De todos modos seguimos adelante con nuestro viaje y fue un fin de semana muy bueno aunque no pudimos ir a un partido.

Llegamos con autobús a la estación de Términi y allí caímos en el típico timo de los taxistas.. El taxi dio una vuelta extra larga para llevarnos a la Plaza di Santa Maria Maggiore y naturalmente tuvimos que pagar mucho más de lo que costaba un trayecto directo entre estos dos puntos. Bueno, al menos llegamos y mi padre por fin pudo conocer Roma.

Nos apuntamos a un circuito en autobús con guía incluida para que nos llevaran a ver todos los monumentos importantes de la ciudad. El autobús paraba en los puntos de más interés y los viajeros salimos para escuchar al guía que nos contaba mucho sobre los diferentes lugares. El imponente monumento de Víctor Manuel II en la plaza Venezia fue una de las paradas. El monumento data de 1911 y fue el resultado de un concurso para realizar un monumento nacional para la capital de Italia.


El monumento de Víctor Manuel II.

El bus continuó pasando por varios arcos de triunfo, Circus Maximus y luego llegó a la parada estrella de la vuelta, el Coliseo. Este anfiteatro fue construido entre los años 70-80 después de Cristo y tenía capacidad para 87 000 espectadores. Ejecuciones, luchas con animales, gladiadores y teatros era parte del “entretenimiento”. Cuando faltaba hierro para construir armas en la ciudad, se cogían vigas y armamento del Coliseo para fundirlo. Debido a esto, después de un terremoto, grandes partes del Coliseo cayeron.


Daniel y yo delante del Coliseo.

La próxima parada en este tour guiado fue el Forum Romanum, con sus templos, columnas y ruinas. Anteriormente los edificios estaban vestidos con mármol y me puedo imaginar que fue una vista impresionante antiguamente. Luego visitamos la Basílica di San Paolo, decorado a lo grande con mosaicos. El tour siguió hasta el Pantheon donde pudimos observar su bella cúpula, tomamos helado en la Plaza Navona y compramos una camiseta de futbol en la tienda oficial de Roma situado en la Plaza Colonna. En la bonita fuente di Trevi la gente tiraba monedas con deseos de poder volver a la ciudad. Esta conocida fuente salió en la película de Fellini, “La dolce vita” donde Anita Ekberg y Marcello Mastroianni se bañan en ella. En la escalinata de la Plaza España había jóvenes disfrutando de la noche de primavera mientras yo iba corriendo de un lado a otro para encontrar el mejor ángulo para una fotografía perfecta.


El Pantheon.

Evidentemente también hubo visita a la ciudad del Vaticano y la basílica de San Pedro. En la plaza de San Pedro estuvimos junto a miles de personas más escuchando el mensaje del papa Juan Pablo II. Por cierto, la enorme basílica de San Pedro es impresionante con cientos de columnas y esculturas. Un buen consejo es comprar entradas de antemano y así poder pasar en las largas colas.


El Vaticano.


El Papa Juan Pablo II.

Cuando fuimos en metro llegamos a ver de primera mano de que manera actúan los carteristas. Vi como un hombre manoseaba la chaqueta de mi padre para buscarle la cartera y le dije a mi padre que tuviese cuidado. Él guardaba su cartera en el bolsillo interior de su chaqueta. Cuando íbamos a bajar, otros dos hombres se pusieron en la entrada para que mi padre tuvo que pasar empujando para poder salir. Cuando llego al andén toco la chaqueta y claro, la cartera había desaparecido del bolsillo. Miro dentro del vagón y vio el ladrón con la cartera en la mano. Mi padre volvió dentro y muy decidido le quitó la cartera y volvió a bajar al andén. Justo en este momento las puertas de los vagones se cerraron. Aunque habíamos estado muy atentos ¡consiguieron engañarnos! Estábamos muy enfadados y nos sentimos frustrados. Por suerte pudo recuperar su cartera pero que estas cosas ocurran ¡no está bien!

La mejor cena del fin de semana fue en el restaurante Gioia Mia en Via degli Avignonesi 34.

Música, deporte y cultura formó parte de mi segunda visita a Roma. Por aquel entonces solo había visto a Bruce Springsteen actuando en Suecia, pero sabía que él tenía muchos fans italianos por lo cual junto a mi amigo Daniel acordamos ir a verlo en Roma. Solo íbamos a estar en Roma durante 25 horas por lo cual había que tener todo planeado a la perfección para exprimir el tiempo al máximo. Había conocido varios fans italianos de Springsteen durante los conciertos en Estocolmo y ellos me ayudaron a comprar entradas para el concierto en Roma.

Al llegar, Daniel y yo hicimos primero check in en el hotel Dei Mille. Esta situado en Via Dei Mille 7, aproximadamente 150 metros de la estación de Termini. Cogimos el metro hasta el Coliseo para una inyección cultural e hicimos unas cuantas fotos obligatorias. Después cogimos un taxi al estadio Olímpico donde iba a tener lugar el concierto. Alrededor del estadio había varias piscinas deportivas y en el momento se estaba celebrando el mundial de natación. Durante las olimpiadas en Beijing conocí a Alicia, que es portera en el equipo Australiano de wáter-polo. Justamente esta tarde iban a enfrentarse Canadá y Australia por lo cual tuve ocasión de volver a ver a Alicia. Quedaban unas cuantas horas para el comienzo del concierto y las iba a pasar viendo su partido de wáter polo. Era un poco difícil encontrar el sitio correcto entre tantas piscinas pero al final lo logramos y pudimos animar a Alicia cuando leyeron su nombre en los altavoces entre todos los demás nombres de los jugadores de los equipos. Hacia muchísimo calor y sudamos como cerdos. Habíamos comprado sombreros de paja como protección solar y llevamos una pinta que nadie podía dudar que fuimos turistas. Nuestro primer partido de wáter polo en directo terminó 6-6 y al finalizar vino Alicia a verme en el palco espectador y hablamos un rato. Un agradable reencuentro.


El Mundial de waterpolo.

Hambrientos nos sentamos en un sitio que se encontraba fuera del Estadio Olímpico y pedí una hamburguesa que tenía muchas ganas de comer, pero se confundieron y me trajeron un perrito caliente. Daniel se partía mientras disfrutaba de su gran pizza..
Mientras comíamos vino Barbara, una amiga italiana, con nuestras entradas y una vez dentro de la arena nos ayudo a entrar en el recinto justo delante del escenario. ¡Es una amiga estupenda!

Bruce Springsteen y E Street Band entró al escenario y comenzó el concierto con el clásico “Badlands”. El público cantó a unisón y fueron tan devotos como pensábamos que iban a ser. La madre y la tía de Springsteen estaban allí y cuando salieron al escenario y bailaron con Bruce a la una y media de la madrugada, el público estuvo muy positivo ante este acto. Después de un show de casi 3 horas, salimos muy felices del concierto. ¡Vaya 24 horas más buenas!


Bruce Springsteen en el estadio Olimpico.

He estado dos veces en el bonito estadio Olímpico. En 2009 tuve la suerte de ganar un viaje a la final de la Champions League que tuvo lugar en Roma e iba a ser entre Barcelona y Manchester United. Fuimos 30 personas en el viaje y llegue a hacer amigos nuevos con quienes todavía mantengo el contacto.

A las 06.00 de la mañana me tuve que levantar para ir al aeropuerto de Arlanda en Estocolmo. Era pronto, pero no hubiera habido ningún problema si no fuera porque había llegado a casa solo 4 horas antes después de pasar un fin de semana loco en Liverpool. Además al llegar al aeropuerto me encontré con unos reporteros de la tele que hacían un programa sobre el aeropuerto. Habían oído sobre mi viaje y querían entrevistarme antes del despegue. Y yo que no me había recuperado del viaje anterior todavía, tuve que hacer una entrevista para la tele… en mi estado..… fue un agitado comienzo del día…

Unas horas más tarde estuvimos haciendo el check in en nuestro hotel en Roma y lo primero de la agenda era comer. Acabé en una mesa junto con un reportero sueco y con Henrik Strömblad, que era el comentarista sueco del partido que íbamos a ver. Fue muy interesante hablar de deporte con semejantes compañeros de mesa.

Antes del partido hubo tiempo para un poco de sightseeing por lo cual me decanté por visitar el Coliseo de nuevo. Allí hubo oportunidad de fotografiarse con el trofeo de la Champions League y había un montón de fans de futbol en el lugar.


El trofeo de la Champions League al lado del Coliseo.

En la Fontana Di Trevi se habían acumulado muchísimos hinchas del Barça y sus canciones se podían oír desde todos los callejones en los alrededores.


Hinchas de Barça en la Fuente Di Trevi.

Cogimos el tranvía hasta la arena y era un milagro que nadie se desvaneció en el vagón porque hacía una calor tremendo y estaba petado de gente. Noté cómo el sudor me bajaba por la espalda mientras agarré mi entrada, tan difícil de conseguir, fuertemente en la mano. Cuando entré en la arena y busqué mi sitio en una de las curvas, la piel se me puso de gallina de la emoción. Había muchísimo ambiente y los hinchas ya estaban cantando mucho antes del comienzo del partido. Al lado mío tuve a dos de Barça que habían viajado desde México para ver la final. Un par de horas más tarde, estaban llorando de alegría…. Barcelona ganó fácilmente al equipo de Manchester United y el partido termino 2-0. Yo por mi parte, estuve contento de haber vivido mi primer partido de Champions final. Cuando llegué a mi hotel vi a los jugadores del Manchester entrar en el suyo con los ánimos por los suelos. Resulta que se alojaban en el hotel justo al lado del nuestro.


La final de la Champions 2009.

Desde luego Roma es una ciudad que hay que ver y que os recomiendo visitar si todavía no lo habéis hecho. ¡No olvidéis llevar zapatos cómodos y tener la cámara preparada!

Hasta pronto,
Lengan

Hoteles populares para reservar en Roma:

Garda
Pequeño hotel en estilo urbano contemporáneo con una ubicación ideal en una tranquila calle lateral de la Via Veneto. El hotel es conocido por la película La Dolce Vita con Anita Ekberg y Marcello Mastroianni.

Nazionale
Popular hotel céntricamente ubicado, a un tiro de piedra de, por ejemplo, la Piazza Navona, la Plaza de España y comercios.

Porta Maggiore
Situado en el centro histórico de Roma, justo enfrente de la Porta Maggiore Square.

Hotel Cecil
Hotel familiar que goza de una buena situación entre Via Veneto, Piazza di Spagna y Fontana di Trevi.

Executive
Situado en el centro de Roma, cerca de Via Veneto.

Anglo Americano
Anglo Americano se encuentra en un edificio del siglo XVII a pocos minutos a pie de la Fontana de Trevi.

Daisy Apartments
Daisy, es un complejo de apartamentos de gestión familiar, únicos en una de las zonas más céntricas de Roma. Los apartamentos son básicos pero muy funcionales.

Fin de semana en Vaduz y Zurich

Espera un momento…¿Aquello que acabamos de pasar era un campo de cabras o eran hinchas de futbol disfrazados?

Tanto a mis amigos como a mí, nos gusta mucho viajar para atender a diferentes eventos. De paso visitamos países y ciudades nuevos al mismo tiempo. Ha habido muchos viajes alrededor del mundo combinando deporte y música con descubrir lugares nuevos. ¡Va a ser divertido escribir mis memorias de mayor! Y para que sea divertido también leerlos, uno no puede quedarse sentado en el sofá. ¡Hay que salir y ver el mundo para tener vivencias que contar! Como las que cuento aquí en blog de viajeros de Zleeping Hotels. Seguimos a la selección Sueca de futbol por lo cual cuando nos enteramos que iban a jugar contra Liechtenstein para la clasificación de la Eurocopa de Francia 2016, nos entraron ganas de ir a ver el partido que iba a tener lugar fuera de casa. Finalmente, fuimos en total 10 aficionados al futbol que nos apuntamos a este viaje al a Liechtenstein.

El Principado de Liechtenstein se encuentra entre Austria y Suiza. La capital de Vaduz tiene alrededor de 5000 habitantes. El estadio de futbol de la ciudad tiene un aforo de un poco más de 6000 personas. (Y fuera del estadio hay un aforo desconocido de cabras pastando…) La ciudad está rodeada por montañas preciosas, donde supongo que tienen lugar muchos eventos de esquí profesional.


En Suiza con las montañas de Liechtenstein como fondo.

El día del partido empezó con un vuelo desde Estocolmo hacia Zúrich. En el aeropuerto de llegada fuimos a buscar dos coches de alquiler que habíamos reservado de antemano. Empezamos a conducir hacia Vaduz a través de un paisaje encantador. Los valles estaban coloridos por el otoño y las impresionantes sierras de montaña tenían acantilados empinados que terminaban en punta en alguna parte entre las nubes. En el momento de pasar por el lago Walensee todo el mundo no paraba de sacar fotos desde dentro de los coches. Lamentablemente ni una foto salió bien. Tendríamos que habernos permitido una pequeña parada para fotos turísticas, pero todo el mundo tenía demasiadas ganas de llegar al destino final.


Ir desde Zurich a Vaduz en coche promete unas vistas maravillosas.

Después de una hora en coche llegamos a Sevelen, una pequeña ciudad cerca de Vaduz pero en el territorio de Suiza. Allí teníamos reservado un hotel y después de un check-in rápido nos reencontramos en el restaurante Bahnhof donde comimos “schnitzels” muy buenos. El sol brillaba y al fondo teníamos las montañas que nos rodeaban. Empezamos a pedir chupitos (esto no era un campamento infantil exactamente, todos participantes éramos adultos y había que caldear el ambiente antes del partido..) Probamos chupitos de todos los colores y ninguno sabía bien pero todos alcanzaron el objetivo ¡salimos muy contentos del restaurante!


Agradable comida en el restaurante Bahnhof en Sevelen.

El estadio se encontraba solo a unos kilómetros de Sevelen y como todos habíamos bebido, nos acercamos en taxis. Pasando una cima de montaña pudimos observar el hermoso castillo de Vaduz, que es la residencia oficial del Príncipe Hans Adam II.


Castillo de Vaduz en Liechtenstein.

Cuando llegamos vimos que las pequeñas calles de Vaduz se estaban llenando de fans Suecos. En una plaza había montada una carpa grande que hacía de punto de encuentro oficial. Allí se celebraba con canciones, himnos y gritos. ¡Había un ambiente tremendo! Los restaurantes de la zona de la plaza tienen que haber hecho record de caja aquella tarde, ya que los fans vestidos de amarillo comieron y bebieron durante horas e además hacia buen tiempo para estar también sentados fuera en el sol. Al acercarse la hora del partido los fans comenzaron la marcha tradicional hacia el estadio, mientras cantaban canciones para animar el equipo Sueco. Justo antes del estadio Rheinpark pasamos por el recinto donde había cabras pastando. Es un poco especial para nosotros, los fans Suecos, poder ver cabras cuando acudimos a un partido de fútbol..


Hinchas Suecos antes del partido.


Cabras pastando en Rheinpark.

Los himnos nacionales sonaron para 4740 personas y comenzó el partido. Después de un par de problemas para encontrar sus posiciones, Suecia cogió totalmente las riendas del partido y en el minuto 19, Marcus Berg, colocó el marcador Sueco 1-0. Zlatan Ibrahimovic falló un penalti al final de la primera parte y el marcador seguía 1-0 en el descanso, por lo cual los suecos del público no estábamos muy contentos. Pero en el minuto 56 Zlatan metió un gol y nuestros ánimos subieron. El gol de Zlatan fue el último del partido, por lo cual terminó 2-0. No fue un partido que va a la historia ni mucho menos, pero fue entretenido con buen ambiente y nos lo pasamos muy bien antes, durante y después del partido. Y otra cosa…¡encontré palmeras en Vaduz!… ¡Qué bien!


Liechtenstein-Suecia 0-2.

Al día siguiente volvimos con los coches a Zurich y nos alojamos en Hotel Basilea. Ibamos a quedarnos allí una noche para aprovechar el viaje y ver también Zurich, la ciudad más grande de Suiza. La fiesta que teníamos montado para celebrar la victoria de Suecia la noche anterior, seguía, ahora para celebrar el cumpleaños de uno de los viajeros. Brindamos y cantamos para Petri en un restaurante llamado Vallocaia que encontramos en la transitada calle peatonal Niederdorfstrasse. Después, algunos de nosotros acabamos en la zona de comercios en los alrededores de Bahnhofstrasse y allí se compró un par de cuchillos de la marca Swiss tan famosos, bueno, uno de los dos era de chocolate…


Niederdorfstrasse en Zurich.

Cansados, nos sentamos en un restaurante con terraza pegado al río Limmat, que fluye a través de la ciudad. Descansamos y disfrutamos de las vistas. Todo el sightseeing que hicimos esta vez había ha sido a pie paseando por el centro. Normalmente siempre cojo el autobús hop-on-hop-off, ya lo sabéis, pero esta vez no.


El río Limmat.

Por la noche seguimos celebrando el cumpleaños de Petri. Fuimos a varios pubs de la zona y hubo muchas risas y también baile. Muchos de los bares se encontraban en Niederdorfstrasse y acabamos la noche celebrando con champan en Big Ben.


Niederdorfstrasse.

Cansados pero contentos volvimos a Suecia pero os puedo asegurar que nos veréis por Europa en los siguientes partidos de clasificación. Como dicho anteriormente, no hay nada mejor que combinar un evento y ¡descubrir un lugar nuevo al mismo tiempo!

Lengan

Hoteles populares en Zurich:

Crowne Plaza Zurich
El hotel cuenta con restaurantes, bar, piscina, centro de negocios y gimnasio.

Best Western Montana
El hotel Best Western Montana está situado en el centro a pocos minutos de los sitios de interés turístico

Swissotel
Torre en las afueras de Zurich con piscina en la azotea.

NH Zurich Airport
Para los que necesitan alojarse cerca del aeropuerto.

Nueva York, la ciudad de mi corazón.

Mientras mi autobús turístico pasa el puente de Brooklyn una calurosa noche en el mes de julio, se ve el panorama urbano “skyline” de Manhattan y el guía está cantando “New York, New Yooooooork”¡ me siento estupendamente! O cuando estoy sentado en un bar en Soho con decoración Navideña mientras ponen “Fairytal of New York” de The Pogues. Amo la ciudad que tiene tanto que ofrecer, y lo mejor es que después de varias visitas a la ciudad, todavía me quedan cosas por hacer y ver. Es decir “I’ll be back!” ¡Volveré!

La gran manzana está situado en la parte este en la desembocadura del rio Hudson. La ciudad se compone de 5 distritos; Queens, Brooklyn, Bronx, Staten Island y Manhattan. Desde los 3 grandes aeropuertos JFK, La Guardia y Newark Liberty es fácil llegar a Manhattan en autobús o tren/metro.


Desde el muelle de Brooklyn, hay una buena vista hacia Manhattan.

Mi sueño desde hacía mucho tiempo era viajar a Nueva York. En 1998 pude realizar este sueño y junto a mis amigos Magnus y Mattias visitamos a “la ciudad que nunca duerme”. Fue un viaje organizado por el NHL de hockey y en Diciembre del mismo año aterrizamos en un Nueva York decorado hasta arriba para las Navidades. Nos alojamos en el hotel Pennsylvania, situado muy cerca del conocido Madison Square Garden.


El edificio de Empire State y Madison Square Garden.

Tan pronto como la primera noche de estancia, tenía lugar el primer partido de hockey y me acuerdo que gracias al jet lag, varias personas del grupito de viajes tenían dificultades de mantener los ojos abiertos allí en los palcos. Por mi parte no tenía sueño porque estaba demasiado emocionado sabiendo que iba a ver el gran Wayne Gretzky. ¡Qué pasada poder ver a los New York Rangers en Madison Square Garden! Y que jugaran contra Colorado, con el jugador sueco Peter Forsberg no empeoró la cosa exactamente. Forsberg metió el último gol y Colorado ganó con 2-1. Después del partido fuimos a la entrada de los jugadores porque nuestra agencia de viajes había arreglado un encuentro con Peter Forsberg, Ulf Samuelsson, Nilkas Sundström y Joe Sakic. Más tarde Peter Forsberg vino a nuestro hotel, por lo cual tuve que ir corriendo a comprar una camiseta de Colorado, que me costó 216 dólares, para que Peter lo pudiera firmar…

Entre los partidos nos dio tiempo hacer un poco de sightseeing en la ciudad, que además estaba decorada y muy bonita ante las próximas Navidades. Naturalmente fuimos a Rockefeller center y entramos para ver la famosa pista de patinaje sobre hielo y el gran árbol de Navidad.


Una visita a Rockefeller Center, con la famosa pista de patinaje ¡es imprescindible!

Igual que King Kong subimos a lo alto del edificio de Empire State, quizás una trampa para turistas pero realmente hay que subir allí, al menos la primera vez que uno visita la ciudad, ¡la vista es magnífica!


La vista desde Empire State building.

Fuimos al bar que está en la 107 planta de World Trade Center y pasamos fugazmente por Chinatown, Central Park y Harlem. El viaje terminó en Nueva Jersey con un partido de NHL entre New Jersey Devils y Colorado. Devils ganaron con 5-3 y hubo muy buen ambiente en la arena de Continental Airlines. Fue un viaje de fin de semana corto, que me hizo querer volver a Nueva York.


Central Park es un parque donde los habitantes de Nueva York se mantienen en forma, ven conciertos o simplemente se relajan.

Uno de mis grandes sueños siempre ha sido ver a Bruce Springsteen actuar en su Nueva Jersey natal. Nunca pensé que se iba a hacer realidad, pero en 2009 iba a estar actuando varias noches en el estadio de Giants por lo cual no lo pensé dos veces. Junto con mi amiga Anna reservamos el viaje, pero casi termina la cosa allí, antes de empezar… Lo que paso fue lo siguiente. Anna volaba desde Gotenburgo con escala en Bruselas y yo volaba desde Estocolmo. Cuando estaba haciendo cola en el aeropuerto de Estocolmo vino una Señora a mirarme el billete con una pequeña máquina. Puso cara de que algo no cuadraba. Después de un rato volvió y me dijo que mi reserva no estaba entre los pasajeros. Mi agencia de viajes había cambiado mi billete desde otro vuelo y algo había fallado en el proceso. Me dio un billete de “stand by” y tuve que esperar a que todo el mundo subiera al avión para ver si quedaba algún asiento libre. Allí estaba yo con las entradas para el concierto de Springsteen, tanto mías como las de Anna…. Finalmente me comunicaron que había un asiento para mí y pude respirar aliviado. ¡Vaya comienzo de viaje! Me sentí doblemente aliviado cuando llegue a Nueva York, me encontré con Anna e hicimos el check in en el hotel Pennsylvania.

El hotel esta justo al lado de la estación de tren Penn y desde allí cogimos el tren para Meadowlands en Nueva Jersey. Los conciertos de Springsteen eran los últimos que iban a tener lugar en la el estadio de Giants, ya que una vez finalizadas, iba a ser derribado.
Entramos en la arena, que se veía muy grande cuando uno estaba abajo mirando hacia arriba a todos los palcos . Logramos ponernos en la primera fila junto al escenario y allí me encontré con Elena de Italia que había visto en los conciertos en Estocolmo y Roma. A veces, ¡el mundo es bien pequeño! Como habíamos cogido sitio pronto tuvimos que esperar un rato, pero llego el momento que E Street Band hizo entrada en el escenario acompañados por los gritos de los fans. El último en salir fue Clarence Clemons que siempre acompañaba a Springsteen. La primera canción de la noche fue “Wrecking Ball” que se había escrito recientemente y trataba sobre la historia del estadio de Giants y del derribo inminente. “Let me see what you got, give me your best shot, bring on your wrecking ball”. El álbum “Born to run” se tocó desde la primera canción hasta la última y muchas de mis canciones favoritas fueron interpretadas. Un sueño se había hecho realidad para mí y el concierto terminó con un gran show pirotécnico.


Teniamos puestos delante del todo en el estadio Giants.

El segundo día del viaje empezó con una visita en el edificio de Empire State y luego volvimos al estadio de Giants para coger buenos sitios de nuevo para el segundo e último concierto del viaje. En la cola de entrada me encontré con Tom, que había visto más de 200 conciertos de Springsteen, comparado con él, nosotros, aunque habíamos visto muchos, estamos lejos de alcanzarlo. También me encontré con mis amigos italianos Rob y Veronica que conocí en conciertos en Roma y Estocolmo. Cuando cogimos sitio delante del escenario acabamos al lado del legendario jugador de baloncesto, Pat Riley. Mucha gente se quiso hacer una foto junto a él ….
Esta noche la banda toco todo el álbum “Born in the USA”. ¡No pudo ser mejor! Solo pensando que en 1985 compré la cinta para el radiocasete, en mi primer encuentro con Springsteen y 24 años más tarde empezó a tocar las primeras notas de “Born in the USA” en Estados Unidos, en Nueva Jersey…. fue algo tan grande para mí que se me puso la piel de gallina. Durante 3 horas y 20 minutos la banda nos acribillo con clásicos y también con algunas canciones nuevas. Fue la última vez que vi Clarence Clemons en E Street Band, ya que murió después de sufrir un ictus en 2011.

En 2014 el grupo U2 anuncio su gira para el 2015 y vi que iban a tocar 8 noches en Nueva York durante el verano. Como no había estado en Nueva York durante la época de verano y como también tuve pendiente ir a ver Asbury Park, por ser casa natal de Springsteen, reservé vuelo y compre entrada para una de los ocho conciertos en Madison Square Garden. Lamentablemente no encontré a nadie que pudo o quiso acompañarme por lo cual en junio todavía estaba dudando si ir o no, pero al final me decidí que iba a ser una semana tremenda y empezó la planificación. Pase muchas horas delante de mi ordenador y confeccione un viaje fantástico en Estados Unidos. Primero iba a alquilar un apartamento unos días, luego ir a Boston a visitar una amiga que es investigadora en Harvard. En Boston también iba a ver a Taylor Swift en concierto. Luego iba a volver a Nueva York, alojándome en el exclusivo Empire Hotel.


El bar de la terraza del hotel Empire.

La estancia en Nueva York comenzó tachando una cosa pendiente de mí lista, ver un partido de baseball en el estadio Yankee. Yankees jugó contra Baltimore y aunque no estaba muy al tanto de las reglas del juego, igualmente fue una experiencia grata ver un partido en directo. No vi todo el partido porque según el cambio de hora ya era había que ir a dormir…


Baseball en el estadio “Yankee Stadium”.

El segundo día cogí un tren para Belmar en Nueva Jersey donde nada más llegar baje a la playa. Era una playa larga con casas pequeñas y muy bonitas decorando el paseo marítimo. Otro sueño tachado de la lista – visitar el Nueva Jersey de Bruce Springsteen. El termómetro marcaba 32 grados y fui andando los 4 kilómetros desde Belmar a Asbury Park mientras escuchaba el disco de Springsteen “The river” por mis cascos. En Asbury Park entré en el bar “The Stone Pony” que es un bar clásico donde Bruce ha tocado muchas veces a lo largo de los años. En el local las paredes estaban llenas de fotos de conciertos y fiestas. Era un poco como entrar en “The Cavern” en Liverpool, donde Beatles ha actuado muchas veces.


The Stone Pony, un bar en Asbury donde Bruce Springsteen ha actuado muchas veces.

Seguí caminando por el boulevar de Asbury y llegue a otro bar clásico, The Wonder bar. Allí, Springsteen había actuado hacia solo 4 días y un guardia del lugar me enseño fotos del evento en su móvil. Había sido un caos porque el sitio es muy pequeño con aforo limitado y se había acumulado muchísimos fans fuera del local, todos intentando ver a Springsteen por las ventanas. Había tenido el detalle de dedicar una de las canciones a “los fans que están fuera apoyando”. Hacía buen tiempo aquel día en Asbury y me tumbe en un banco en un parque para disfrutar un poco del ambiente. Me fui de allí con una buena quemadura porque el sol ¡apretaba!
Antes de salir el tren de vuelta a Nueva York, tuve tiempo también de visitar a mi amigo Michael, que vive en Belmar.


Asbury tiene bonitas playas. Con tren desde Nueva York es facil llegar.

De vuelta en Nueva York, me fui para Times Square. Es uno de mis sitios favoritos de Nueva York. Me encanta el ambiente con todos los carteles de neón y el cumulo de gente que se mueve allí. Hay un pequeño palco en la misma plaza donde te puedes sentar y solo disfrutarlo. También hay wifi por si te quieres conectar y enviar algunos selfies a tus amigos y familiares.


Uno puede pasar horas en Times Square solo disfrutando del ambiente.

Después fui caminando en dirección sur y me paré en el cruce de Broadway 34:th street. Allí en la apuesta del sol pude ver el edificio Empire State, el edificio Flatiron y la torre de la libertad. Un buen comienzo para mi viaje y sentí que había tomado la decisión adecuada al hacerlo, aunque suponía viajar solo.
Pase luego unos días en Boston, como previamente indicado. Estos días se merecen un blog aparte que se puede leer aquí.

Al volver a Nueva York de Boston, hice el check in el hotel reservado, Empire. Subí directamente a la piscina situada en la planta 13 y allí me encontré con una vista esplendida con apuesta de sol incluida. Los rascacielos brillaban en la roja luz de la tarde y sentí como mi ciudad favorita me estaba dando la bienvenida. Por la noche di un paseo largo pasando por varios puntos de interés como Times Square (otra vez), la bonita catedral de St Patrick, Radio City Hall, Lincoln Center y Columbus Circle. Y adivina si mi alegría fue enorme cuando encontré palmeras alrededor de Rockefeller Center. 


Se puede encontrar palmeras en Nueva York, aqui delante de Rockefeller Center.

Debido a que ya he subido anteriormente unas cuantas veces en el edificio de Empire State, elegí cambiar y subir al Top of the Rock en Rockefeller Center. Desde la planta 67 al 70, hay una vista maravillosa sobre la ciudad. En el momento que estuve allí era de noche por lo cual era una pasada ver las farolas, carteles luminosos y demás que sumergía la ciudad en luz. Para disfrutar todavía más de la iluminación nocturna, cogí un autobús nocturno que travesaba la ciudad. Era mágico viajar sobre el puente de Brooklyn y ver el skyline de Manhattan de noche.


Skyline de Manhattan de noche.

Naturalmente fui también con el autobús de sightseeing Hop-on-hop-off, ya sabéis que es algo que hago en todas las ciudades Particularmente la vuelta que da este autobús en Nueva York es muy gratificante. Todo el rato ves lugares de películas y series de televisión y los guías cuentan mucho sobre los diferentes distritos y lugares de interés. Me baje en bastantes paradas. La primera en la zona cero, donde habían estado las torres gemelas antes del ataque terrorista en 2001. Alrededor de los monumentos conmemorativos estaban inscritos todos los nombres de los que murieron en el atentado. Vi como algunas personas pusieron una rosa blanca sobre algunos de los nombres y pregunte por el motivo. Se ve que los fallecidos reciben una rosa blanca en las fechas correspondientes a sus cumpleaños.

Seguí para el puerto ya que en el billete de sightseeing está incluido una vuelta con barco. Así pude ver la estatua de libertad de cerca y también conseguí bonitas fotos de los rascacielos de Manhattan visto desde el barco.


Con el hop on hop off puedes ver la estatua de libertad desde el agua.

Después de saludar a las ardillas en el parque Battery era hora de uno de los momentos más excitante del viaje. ¡Volar en helicóptero sobre Manhattan! En realidad, había volado anteriormente en un helicóptero, de policía, por lo cual no era la primera vez que subí en uno, pero aun así, tuve mariposas en el estómago cuando dimos la vuelta a la estatua de libertad y seguimos hacia el norte sobre el rio Hudson. La camera no paraba de hacer fotos mientras pasamos por Downtown, Midtown y Uptown. Cuando estuvimos sobre el estadio Yankee, dimos la vuelta y después de 15 minutos volando hacia el sur aterrizamos de manera segura.


Si tienes tiempo ¡contrata una vuelta sobre Nueva York en helicoptero!

El puente de Brooklyn siempre ha sido algo muy interesante para mí, encuentro que es el símbolo de Nueva York. Por lo tanto pasar el puente andando era algo que tenía pendiente en mi lista. Como estábamos en el mes de julio y hacia muchísimo calor, llegue al otro lado chorreando de sudor.


Andar sobre el puente de Brooklyn deberia de estar en la lista de todos.

Para escapar del sol me baje al metro pero allí no mejoraba mucho mi situación. En Boston al menos tenían ventiladores en las estaciones pero no vi ninguno en Nueva York. Hacia muchísimo calor hasta el momento de entrar en los vagones del metro, que si tenían aire acondicionado. A la altura de Columbus Circle me baje y di un paseo por Central Park. En el parque había gente tumbada en el césped tomando el sol, gente jugando a algo o haciendo footing. Todo con los rascacielos como fondo detrás de los árboles del parque.


Columbus circle.

Entré en el famoso restaurante Loeb Boathouse. Desde allí se podría ver cómo la gente que había alquilado un barquito remaba sobre el agua. Es un sitio muy acogedor, me puedo imaginar que es incluso mágico por la noche. Bethesda Terrace también era un lugar bonito donde se podría bajar al agua y ver tortugas nadando. En Strawberry fields hay un mosaico en el suelo con el texto “Imagine”, un tributo a John Lennon. Como era de imaginar, allí había un trovador tocando la famosa canción mientras los turistas cantaban con él. No muy lejos de allí se encuentra el portal donde asesinaron a Lennon en 1980, la calle 72 street número 1. Ahora solo me quedaba un punto más en mi lista, visitar el museo “American Museum of Natural History”. No me quedaba mucho tiempo y esto fue la única vez que mi planificación no salió como había pensado. Me sentí completamente perdido dentro del museo y tuve problemas para encontrar la salida y regresar al hotel antes del concierto de la última noche, U2 en Madison Square Garden.

Había un escenario abierto y mi sitio fue detrás, en el lado corto. Supe que iba a comenzar el concierto cuando sonó “People have the power” de Patti Smith y efectivamente con los últimos tonos de la canción, U2 salió al escenario y el público se volvió loco. Igual que en Los Angeles, empezaron con “The miracle” (Of Joey Ramone) y los fans ya se sabían las letras.. Empezó bien, pero igual que en Los Ángeles, el show iba perdiendo cuando fueron interpretadas las canciones del último álbum. Los fans que tenían asientos se sentaron pero luego se volvieron a levantar cuando la banda tocaron sus clásicos. El show termino con “One” y Bono consiguió que el público cantara en unisón. Era chulo estar sentado detrás del escenario para variar y ver todo el público desde delante.


U2 en la legendaria arena de Madinson Square Garden.

Otro increíble viaje había terminando. Estaba muy cansado después de intensos días llenos de increíbles vivencias e impresiones. El calor del verano me había agotado, estoy acostumbrado de bañarme cuando hace 30 grados, no ir de sightseeing viendo monumentos ja ja ja. Al día siguiente hice el check-out, guardé el equipaje en la consigna del hotel y pasé las horas que quedaban en la piscina antes de irme al aeropuerto. Fue una buena manera de finalizar el viaje.

Consejos para los viajeros a NYC:
- ¡Compra billetes y entradas para lugares de interés, sightseeing etc antes de viajar! Puedes obtener mejores precios y también evitas colas.
- ¡Coge el autobús de hop-on-hop-off el primer día!
- Si tienes tiempo para ello durante tu viaje ¡contrata una vuelta en helicóptero!
- ¡Disfruta del ambiente en Times Square!
- ¡Visiona el skyline de Manhattan desde Brooklyn! ¡Vuelve caminando por el puente de Brooklyn!
- ¡Admira las vistas desde el edificio de Empire State o Rockefeller Center!
- ¡Come “brunch” en el 230 Fifth Rooftop Bar!

¡Cuidaos todos!
/Lengan

Hoteles populares para reservar en Nueva York:

Edison Hotel
Hotel bien conocido en el corazón de Nueva York, a sólo una manzana de Times Square.

Pennsylvania
Popular hotel situado en pleno centro de Manhattan con buena situación en Seventh Avenue, entre 32nd y 33rd Street, cerca de Madison Square Garden y Amtrak’s Penn Station.

Roosevelt Hotel
El hotel Roosevelt está situado en pleno centro de Manhattan, en Madison Avenue. Aquí es encuentran los distritos de negocios con las zonas de teatros y de tiendas. Central Park, Fifth Avenue, Broadway, Times Square y Rockefeller Center se encuentran todos a poca distancia.

Skyline Hotel
Hotel con piscina interior, a poca distancia caminando de Broadway y Times Square.

Paramount
En el corazón del distrito de teatros de Broadway, a pocos pasos de Time Square.

La Republica Dominicana

Ahora cuando el verano ha llegado a su fin muchos de vosotros estaréis pensando en ir de vacaciones al calor este invierno. El Caribe lo llevo en mi corazón y uno de mis mejores vacaciones de playa y sol, la tuve en la Republica Dominicana.


¡¡¡¡Vacaciones por fin!!!!

La Española se encuentra entre Cuba y Puerto Rico. En la parte oeste de la isla está Haití y en la parte este está la Republica Dominicana con aproximadamente 10 millones de habitantes. Es un país muy bonito y montañoso con bosques tropicales, un montón de palmeras y plantaciones de plátanos y cañas de azúcar. También hay partes más secas cuya vegetación principalmente son cactus. Aparte de azúcar y fruta, también se planta arroz, verduras y café. La temperatura media es de 28 grados. Colón llego a la isla durante el siglo XV. Los Españoles conquisto toda la isla y la convirtió en colonia Española. En solo unas décadas los amerindios taínos que allí vivían, habían sido extinguidos. En 1713 la isla se delimita en dos y se funda Haití. En 1865 nace la Republica Dominicana al liberarse de España.

La Republica Dominicana tiene algo para todo tipo de turistas. Hay playas paradisiacas y un montón de aventuras para vivir. Colón describió la isla Española arrugando un trozo de papel – montes tropicales, ríos fantásticos y playas kilométricas. Si uno se encuentra en altamar en las afueras de Puerto Plata contemplando la apuesta del sol, con el agua brillando y las montañas de fondo, puede entender como encandiló a Colón. Es tentador pasar todas las vacaciones en la playa con una piña colada en la mano pero mi consejo es descubrir el resto del país porque allí te esperan muchas aventuras para vivir, tanto en el mar como en “la jungla” donde se rodaron escenas de la película Parque Jurasico.


La fruta fresca sabe mejor en la playa.

El pequeño pueblo de Cabarete es conocido mundialmente por los surfistas. Por las tardes se llena el mar de todo tipo de surfistas cuyas velas hacen un magnifico cuadro de color junto al mar turquesa y el cielo azul. Estuve pasando muchas horas en la playa y la tarjeta de memoria de la cámara se lleno de fotos de surfistas, palmeras y bebidas exóticas decoradas con paraguas coloridos.


Surfistas en Cabarete.

La playa de Sosúa está situado en una bahía con palmeras que crecen hacia abajo, sus copas casi tocando la arena el suelo. ¡Garantizo fotos paradisiacas! Mientras uno disfruta en la playa puede observar despegar aviones cargados de turistas que se vuelven para su país. A lo largo del paseo de la playa hay restaurantes pequeñitos y acogedores tanto como stands de suvenires que venden cuadros en colores alegres, camisetas y otros recuerdos típicos. También hay stands que ofrecen posibilidades de bucear y cogí la oportunidad de rellenar mi libro de buceo con un par de visitas más debajo del mar. La experiencia no fue igual de buena como en Tailandia o México pero valió el dinero igualmente. Bucear ¡siempre es divertido!

Durante mis dos semanas en el país hice unas cuantas excursiones. Una vuelta con camión por la parte rural me enseño cosas sobre la vida cotidiana, por ejemplo que si la casa está pintada en rosa o rojo, es la mujer de la casa que está al mando y si está pintado en azul, el hombre de la casa. La vuelta nos llevo por la jungla y por montañas altas con vistas fantásticas. El país ofrece muchísimas perlas visuales. Una excursión con otro tipo de experiencia fue un día a toda pastilla con beachbuggy. Condujimos a velocidad alta a través de plantaciones y caminos barrosos. Agradecí una parada en una playa paradisiaca donde pudimos lavarnos y quitar todo el barro acumulado durante el trayecto.


A todo gas con beachbuggy.

En Puerto Plata encontré un barco que ofrecía pesca en alta mar, algo que me iba bien para mejorar mi bronceado al mismo tiempo para activarme un poco. No cogimos ningún pez pero pudimos ver una apuesta de sol mágica cuando los últimos rayos de sol brillaban en el agua.


De pesca en altamar en las afueras de Puerto Plata.

En el centro del país, en lo que se denomina los “Alpes Dominicanos” se encuentra Jarabacoa, una verdadera joya para aventureros. En la zona se puede hacer mountainbike, montar a caballo, escalar montañas, hacer deportes varios en los ríos o visitar bonitas cascadas. En un punto se puede subir escalando por 7 cascadas menores para luego volver a bajar, combinando la bajada con saltos y trozos donde se puede uno deslizar sobre la espalda. Pero en la última cascada hay que realizar un salto de 7 metros para acabar en la espuma, un sentimiento fantástico. Indiana Jones, ¡tienes un reto!

También en el rafting la adrenalina se dispara mientras pasas por ríos salvajes intentando hacer caso al guía que grita “¡derecha, recto, izquierda, atrás, abajo, arriba, abajo, para, escucha!” Únicamente después de unas horas remando, los músculos de los brazos ya no dan para más. Una anécdota que nunca olvidare fue cuando uno de los guías cogió una hoja de césped y lo paso por el brazo de mi novia al mismo tiempo que gritaba ¡¡araña!! Luego la metió dentro del río al mismo tiempo que ella gritaba en horror, ja ja ja, pues la verdad es que fue muy divertido! Algunos guías filmaron el rafting y luego lo pasaron a DVD para su posterior compra, un recuerdo muy divertido para ver en casa después del viaje.


Rafting en Jarabacoa.

Me gusta hacer snorkling por lo cual un día hicimos una excursión a la Isla Paraíso – Paradise Island. Era un viaje en autobús largo con carreteras muy malas por lo cual estuvimos muy aliviados cuando finalmente llegamos al pueblo de Punta Rusia. Desde allí se sube a una lancha rápida que te lleva a un pequeño banco de arena en el Atlántico llamado Paradise Island/Isla Paraíso. Alrededor del banco de arena hay un arrecife de coral y como el agua es cristalina lo mejor que puedes hacer es no demorarte para ponerte las gafas de buceo y las aletas y meterte en el agua. Tampoco que falte la cámara para hacer fotos debajo del agua. Me traje un poco de galleta y coco para los peces, funcionó de maravilla. Vinieron peces de todos los colores y formas y las fotos que saque dando de comer a los peces salieron muy bien. Durante más de dos horas hicimos snorkling con unas pausas cortas para beber y comer la fruta que habían traído los guías para reponer nuestra energía. A la hora de volver se había levanto muchas olas y la mayoría de las personas ponían caras de miedo, pero cuando llegamos al pantano manglar soltaron el aire contenido. Las raíces enormes de los arboles en el manglar constituyo un paisaje tanto peculiar mientras flotamos tranquilamente hacia el puerto.


Paradise Island.

La mejor excursión que hicimos fue el de Samaná. La península de Samaná es una cordillera vestido con Palmeras. Donde antiguamente los piratas se escondían ahora se encuentran playas mágicas como las que suelen haber en los postales, y de los que uno suele pensar que son demasiado bonitas para ser de verdad. Como las casas no se pueden edificar más alto que la palmera al lado, se integran de manera más natural en el paisaje. Desde Samaná cogimos un barco que nos llevo a la isla de Cayo Levantado, también llamado “Isla Bacardí”. Allí estuvimos jugando con los pies en la arena, disfrutamos de una comida mientras una banda local entretenía a los clientes con Merengue. La comida local del país es normalmente unos picantes cocidos con carne, arroz y alubias. Comí bastante pollo durante el viaje..


Bacardi Island.

Después de la comida salimos a un safari organizado para ver ballenas. Si uno se encuentra en la época del año correcta puede tener la suerte de ver los miles de ballenas que se juntan para el cortejo. Seguimos a un par de ballenas y fue una experiencia impresionante ver a estos grandes animales. Después del safari disfrutamos de la playa de Bacardí Island durante toda la tarde. Realmente me encontraba en el paraíso – arena completamente blanca en la playa, el agua del mar turquesa y rodeado de mis plantas favoritas, las palmeras.


Observación de ballenas en Samaná.

También tuvimos tiempo de acercarnos a la capital de Santo Domingo donde quedamos sorprendidos al oír que los coches pitaban sin cesar. Al final fue bastante cómico. (Llévate tapones para los oídos)

Playas que recomiendo; Playa Rincón, La Playita, Cabarete, Sosúa, Cayo Levantado y Dominicus.

Se suele decir que si vas con un hotel y tienes comida Todo Incluido no veras el resto de cultura del país y no saldrás del hotel. Me gustaría decir que el viaje será exactamente lo que uno mismo le hace. Nada te impide salir del hotel y explorar la isla. Nos otros, por ejemplo, tuvimos Todo Incluido, pero contratamos muchas excursiones y vivimos todo lo que puede ofrecer la isla. Luego también nos quedamos en el hotel un par de días para disfrutar de la playa y del Todo Incluido. Si todavía no has reservado tus vacaciones para este invierno, realmente recomiendo un viaje a la Republica Dominicana, al sol, a la playa y a la aventura!!!

Hasta la próxima,
Lengan

Nuestros hoteles más reservados en La Republica Dominicana:

En Playa Dorada/Puerto Plata:
Gran Ventana Beach Resort****
BlueBay Villas Doradas****

En Punta Cana:
Catalonia Bavaro Beach Golf & Casino*****
Ocean Blue and Sand Beach Resort*****
Occidental Grand Punta Cana****

En Santo Domingo:
Hilton Santo Domingo*****

En La Romana:
Catalonia Gran Dominicus****

En Sosuá:
Casa Marina Reef***

Boston

La capital de Massachusetts se encuentra en la costa este de Estados Unidos. Sus habitantes los “Bostonians”, me dan una calurosa bienvenida debajo del sol del verano. Boston tiene mucho que ofrecer a sus turistas. Hay una gran variedad de restaurantes, bares, museos y deportes a nivel internacional. Si uno llega a la ciudad con avión, el aeropuerto “Logan International Airport” tiene una ubicación central y es fácil coger un autobús hacia “South Station”. El trayecto dura solo unos minutos. En la estación South hay un terminal de autobúses y también está el metro. Desde allí se llega a todos los puntos de la ciudad, por lo cual solo hay que registrarse en el hotel previamente reservado, ¡y luego ir de sightseeing!


La iglesia de Trinity.

En la universidad de Harvard ofrecen una excursión guiada y aparte dentro de la ciudad hay varias otras excursiones que se realizan a pie para elegir. El más famoso se llama “Freedom trail” y consiste en una caminata de 4 km a través de la ciudad. Viene marcada por una línea roja. La caminata pasa por 16 puntos de interés que dan oportunidad a aprender más sobre la ciudad. Se puede elegir caminar solo o junto a un guía.

En 1773, colonos americanos tiraron al mar 300 cajas con té, que pertenecían a la compañía Británica de las Indias Orientales. Este acto fue denominado El motín del té (Boston Tea Party). Fue un acto de protesta por las decisiones británicas de quedarse con tributos sobre el té. Ahora hay un museo en el puerto donde también se puede probar de tirar cajas al mar desde una embarcación.


La embarcacion que reproduce el motín del te.

Para los que les interesa hay variedad de deporte para ver. “New England Patriots” juegan fútbol americano, “Boston Celtics” juegan a baloncesto, “Boston Red Sox” a béisbol, “New England Revolution” a fútbol y “Boston Bruins” es un equipo de hockey sobre hielo y juegan en la NHL. ¿Por qué no asistir a un partido mientras te encuentras en Boston?

¿Qué hago siempre cuando visito ciudades grandes? Pues, cojo siempre el bus de sightseeing, hop-on-hop-off Boston también dispone de este tipo de autobuses por lo cual compre un billete y subí en “South Station”. El bus pasó a lo largo de los barrios del puerto y cuando llegó a “New England Aquarium” me baje.


Hop on hop off ¡un clasico!

Allí en el puerto se podía comprar varios paseos diferentes en barco. Había uno en el que podías ir a mirar ballenas, pero yo elegí el barco que hace un pequeño crucero alrededor del puerto de Boston y que dura 45 minutos. Desde el barco había bonitas vistas sobre los rascacielos de Boston y también sobre los paseos marítimos del puerto. Me bajé en el museo “USS Constitution”, una fragata que fue construida en 1797 y que ahora está atracado en el puerto de Boston. Al lado de la fragata hay un museo cuya entrada es únicamente la voluntad.


Crucero en el puerto de Boston.


El museo de Uss Constitution.

La vuelta en el autobús luego siguió en el centro de Boston y me bajé en la calle Beacon 84. Anteriormente había allí un pub que se llamaba “Bull & Finch”. Fue el pub que inspiró la famosa serie de televisión “Cheers” y posteriormente cambió el nombre al mismo que la serie. Dentro del pub hay colgadas sendas de fotos de la serie y también venden todo tipo de recuerdos suvenir con el logo de “Cheers”.


El pub Cheers de la serie de televisión con el mismo nombre.

Seguí con el autobús y me bajé en Fenway park, la arena de béisbol. Desde allí fui caminando a la famosa calle de compras “Newbury street”, el equivalente de “Rodeo Drive” de Los Angeles. Entré en algunos de las exclusivas boutiques pero no compré nada. El motivo fue, evidentemente, que no quería ir cargado de bolsas con el calor que hacía…ja ja
Después el bus hizo una vuelta por el distrito de “Cambridge”, que está situado en el otro lado del rio “Charles” y finalmente terminó en “Beacon Hill” y el gran parque verde “Boston Common”. Fue un buen tour de sightseeing que me enseñó un poco de historia de la ciudad y que también me facilito poder orientarme mejor.


Fenway Park, la arena de béisbol de Boston.


Berklee College of music ha educado a muchas estrellas.

Una amiga de mi pueblo natal es ahora investigadora científica en Harvard, por lo cual cogí la oportunidad de quedar con ella durante mi visita en la ciudad. Subimos al rascacielos “Prudential tower” donde hay un bar en el ático, concretamente en la planta 52, llamado “Top of the Hub”. Allí nos asignaron a una mesa en la esquina con vistas espectaculares a la ciudad. Justo abajo se veía bien la arena de “Fenway Park” y mientras estuve bebiendo sorbitos de un mojito disfrutaba en grande de la vista. Si vas a Boston no te puedes perder la visita al “Hub”! Otra cosa que no te puedes perder es dar un paseo nocturno a lo largo del muelle en “Cambridge” para ver los rascacielos con sus luces. Es una vista impresionante que recuerda a la silueta de Manhattan, “Manhattan skyline”.


Top of the Hub, bar en el ático de la torre Prudential.


La silueta de Boston visto desde el muelle de Cambridge.

Como siempre, combiné mi visita turística con un evento. Esta vez fue un concierto de Taylor Swift. Es una de las artistas más vendidas por el momento y tenía muchas ganas de ver su concierto, que iba a tener lugar en el estadio Gillette, situado en las afueras de Boston. El parking estaba lleno de gente que había montado mesas y barbacoas al lado de sus coches, por todo había muy buen ambiente. Yo, por mi parte, me dirigí a un pub donde había quedado con mi amigo Yogi, que me estuvo esperando. Nos conocimos en Dublin en el concierto de U2, y desde entonces hemos mantenido el contacto en Facebook. El vive cerca de Boston y ahora habíamos cogido la oportunidad de vernos aquí en las afueras de la ciudad. Cuando el comienzo del concierto se acercaba, dejé a Yogi y entré en la arena, que por cierto es impresionante y se suele emplear por “New England Patriots” que juegan en la liga de futbol americano. Ahora el estadio estaba ocupado por 60 000 fans que esperaban ver el concierto. Era como mirar a un cielo repleto de estrellas ya que a todos se les había dado una pulsera al entrar, que iba dirigida digitalmente y que parpadeaba en diferentes colores. Además muchos fans tenían carteles vestidos con luces y todo aquello presentó una imagen espectacular cuando mirabas hacia la arena y hacia arriba a los altos asientos y palcos.


El estadio donde tuvo lugar el concierto de Taylor Swift.

Llego la hora para la actuación de Taylor Swift. Las luces de la arena se apagaron y cuando se oía los primeros tonos de la canción “Welcome to New York”, el público se puso tan contento que la música desapareció entre los gritos de emoción. ¡Adivina si tuve piel de gallina por todo el cuerpo! Precisamente estos segundos hace que valga la pena todo el trabajo, el planeamiento y el viaje tan largo, cuando finalmente puedes vivir un momento así, da igual si se trata de un concierto o un evento deportivo. Las pulseras empezaron a parpadear en blanco a ritmo de la música y luego pasó a rojo, azul y verde. Creó un efecto visual fantástico. Taylor suele subir artistas invitados al escenario durante sus conciertos. Por ejemplo, anteriormente en su gira subió el equipo femenino de futbol que consigo llevaron el trofeo ganado durante el mundial de futbol. Cuando empezó a presentar el artista invitado de la noche contó que había oído una canción durante el verano, que simplemente tenía que aprenderse de memoria. –Welcome on stage, Walk the moon and “Shut up and dance with me!” ¡Dios mio, qué ruido del público! Seguidamente uno de los temas “tortura” del verano más oídos en la radio sonaba en directo y la arena se tambaleaba cuando todos los fans saltaban al son del estribillo. Las pulseras parpadeaban en todos los colores disponibles y aquello se convirtió en una gran fiesta y un recuerdo para toda la vida. Taylor mostro sus habilidades con la guitarra cuando tocó un par de canciones acústicas. La fiesta continuó y después de dos horas el show terminó con “Shake it off”. Confeti y pirotécnica puso el punto final al concierto y el público hizo sonar su último grito ensordecedor. ¡Fue inolvidable! No puedo dar otra nota a este concierto que un 10 de 10 posibles. Justo así es como tiene que ser un buen entretenimiento.


Taylor Swift actuó ante 60 000 fans.

Boston es una ciudad bonita y vale la pena visitarla. Y no te olvides de tomar un buen mojito arriba en el Hub.
Hasta la próxima,
Lengan

Hoteles populares para reservar en Boston:

Marriott Copley Place
Conocido Hotel que goza de una buena situación en el corazón de Boston Back Bay, donde hay varios restaurantes y tiendas.

Boston Park Plaza
Hotel de protección cultural con una buena ubicación junto a los jardines públicos de Boston, a poca distancia de la animada Copley Place.

Copley Square Hotel
El hotel Copley Square estám situado a poca distancia de muchos de los puntos de interés de la zona, tal como Trinity Church, Newbury Street con sus cafeterías, restaurantes y tiendas, the Museum of Fine Arts, Boston Public Library y Hynes Convention Center.

Boston Sheraton Hotel
Situado en la popular zona de Back Bay.

Wyndham Boston Beacon Hill
El Wyndham Boston Beacon Hill se encuentra en Beacon Hill, el distrito más histórico de Boston.

Barcelona

- ¡Oh, madre mía!
Entendí que no era nada bueno cuando la Señora del mostrador del check in me miraba de aquella manera.
- No te irás a casa hoy. Tienes la vuelta para el 25 de Julio! Y allí estaba yo, el 25 de Abril.
La Señora continuaba:
- Hoy es de locos. Al ser final de Semana Santa todo el mundo se va para casa y el vuelo ya se encuentra en situación de overbooking. Te ponemos en espera de momento. ¡Suerte!

Se cierra el telón.
Es decir que he conseguido reservar el vuelo de vuelta para ¡3 meses más tarde! … Casi me puse a llorar. Estaba cansado, sin dinero y encima solo…¿Como iba a encontrar fuerzas para volver al centro y buscar un sitio para dormir si no podría volver a casa durante la noche? Envíe un SMS a mis amigos en Suecia contando lo que me había pasado, pero ellos solo se rieron y enviaron una respuesta que decía: “ ¡Tú que viajas tanto! ¿Cómo has podido equivocarte de esta manera? Jajajajajaja”
O sea ninguna empatía por parte de los amigos. Bueno, al menos he invitado a que se rieran a mi costa…

Fueron al final dos horas de espera en las salidas, muy largas por cierto, pero 5 minutos antes de que el check in cerraba, la Señora me comunico que había una sola plaza en el último vuelo para casa. ¡Que angustia! Cuando el tiempo de espera, por si aparecía alguien para esta plaza, había finalizado, la Señora me dijo que iba a volar a casa ¡La plaza me fue asignada!

A pesar de que esto ocurrió en mi primera visita a Barcelona, no me ha impedido volver varias veces más. Barcelona, con su variedad, se ha convertido en una de mis ciudades favoritas. Desde la vibrante Rambla se puede ir caminando a la playa y después de un excitante partido de futbol en Camp Nou, hay abundantes clubs nocturnos para celebrar la victoria.


Hay wifi gratis en la playa de Barcelona, viene bien cuando quieres enviar una foto a tus amigos…


Cava y el bolso de playa más bonito…¡una combinación perfecta!


Gente en Las Ramblas.

El primer viaje a Barcelona lo hice junto a mi amigo Tompa. Como buenos turistas que somos, iniciamos el viaje subiendo al autobús “Hop on hop off” para hacer sightseeing. Esto siempre da una buena vista general de la ciudad que visitas y luego claro puedes bajar en los puntos de interés que te apetece ver más de cerca. Bajamos del autobús en la Sagrada Familia, la famosa basílica que se empezó a construir al finales de 1800 y que hoy en día todavía no está totalmente acabada. Es una construcción impresionante que evidentemente atrae a muchísimos turistas por lo cual de momento no he querido hacer cola para verlo desde dentro. Pero algún día entraré…


Es obligatorio con una visita a la Sagrada familia.

Junto con Tompa seguimos la vuelta a Montjuïc, donde pudimos disfrutar de las vistas sobre el puerto de Barcelona y sobre las playas. Allí se encuentra el museo Olímpico y naturalmente hicimos una visita, como fans de deporte que somos. El museo en su mayoría, enfocaba los juegos Olímpicos de Barcelona del 1992, pero también había cosas de otros juegos Olímpicos. Si uno está interesado en juegos Olímpicos, es una visita que vale la pena. Cerca del museo se encuentra el estadio Olímpico, que fue el que se utilizó para los juegos olímpicos en 1992 y para el Campeonato de Europa de Atletismo 2010.


Vistas desde Montjuïc.

Pero el mejor momento del estadio debería de haber sido durante unas noches en mayo 2012, cuando el Bruce Springsteen visito a Barcelona en su gira mundial. La primera noche estuve allí con un grupo de amigos y vivimos un concierto fantástico en el calor de la noche. Un par de horas antes del concierto entramos en la arena para probar lo que ofrecían en los bares. Sus mojitos no estaban mal.. El tiempo pasaba y a las 21:30 The E Street Band & Bruce Springsteen fueron aplaudidos por 50 000 fans cuando subieron al escenario. Badlands inició el concierto y Bruce tenía al público cautivado desde el primer momento. Había preocupación entre los fans de cómo iba a salir el concierto sin Clarence Clemmons, que había fallecido 2 años antes, pero Bruce lo soluciono de manera genial, contratando toda una orquesta tocando instrumentos de viento y fue todo un éxito. El sobrino de Clemmons, Jake, toco el saxofón y supero la prueba con creces. Springsteen estaba de muy buen humor y durante las últimas cinco canciones yo estaba con lagrimas en los ojos. Bueno, yo no era el único. El final con Born in the USA, Born to run, Bobby Jean, Dancing in the dark y Tenth Avenue Freeze Out me puso la piel de gallina hasta las pantorillas. Fue un show sin precedentes donde también se tocaron The river, Thunder road y una versión de Prove it all night que no se había tocado desde 1980.


Tuvimos puestos delante de todo.

La segunda noche fue mi cumpleaños y solo fuimos al concierto Tompa y yo. Llegamos con mucho tiempo antes de empezar el espectáculo y en la cola conocimos Mats y Jocke de Suecia también. Jocke era jugador de hockey sobre hielo en Barcelona por lo cual nos pudo dar algunos consejos buenos para nuestra estancia allí, pero principalmente obtuvimos unos nuevos amigos de por vida.

De hecho, un año más tarde, íbamos a estar Mats, Jocke y yo en un bar de un hotel en Estocolmo conversando con Springsteen. Pero esto es otra historia… (Una historia que acabo con Jocke y yo acudiendo a un tatuador para grabar para siempre el autógrafo que nos había dejado Springsteen en nuestros brazos.)

Mi cumpleaños no lo podría haber celebrado de mejor manera. Springsteen y su banda rockearon a tope y mi decimonoveno concierto de Bruce fue fenomenal.

Si justamente llueve durante la visita a Barcelona hay variedad de muesos para visitar, o se puede hacer lo que hicimos Tompa y yo, pasar la tarde en el Aquarium de Barcelona. Allí hay aproximadamente 450 diferentes especies de animales y un túnel de 80 metros de cristal donde tienes los peces nadando sobre tu cabeza. Un consejo es comprar tickets de antemano para evitar tener que hacer cola en la entrada.


Dentro del Barcelona Aquarium hay un tunel de cristal largo.

Otro punto de interés durante mi primera visita con Tompa fue el conocido estadio de Camp Nou. Allí también pasamos por delante de gente formando una larga cola al pleno sol, ya que habíamos comprado tickets de antemano en el centro de la ciudad. Con el calor que hacía no estaba mal poder hacer eso! Primero paseamos en el museo del club donde las copas estaban lineadas en largas filas. Luego pudimos visitar los vestidores de los jugadores y las cabinas donde se sientan los comentaristas durante el partido. La visita termino dentro del campo, en la línea central. Que sensación estar abajo y ver los grandes palcos más arriba. Fue un sueño hecho realidad! Hemos visto algunos partidos de FC Barcelona en Campo Nou. En la primera visita vimos Barecelona – Osasuna. Cuando entraron los jugadores en el campo sonaba el himno del equipo y había momentos de euforia entre nosotros cuando todo el Camp Nou se puso a gritar Barca, Barca, Baaarca!!


Ver un partido en Camp Nou es obligatorio para los interesados en fútbol.

El partido como tal fue bastante lento en el comienzo pero no nos importaba ¡estábamos en Camp Nou! 73 000 personas aplaudieron cuando Villa metió gol 1-0 en la primera parte. En la segunda parte, Messi cambió el marcador a 2-0. El fue el primero en la historia española de meter 50 goles en una temporada. Al lado mío en el publico había un chico que seguía a Barca. Me contó que después de cada partido, se iba a su casa para ver la repetición del partido en la tele.

Nuestro segundo partido en Camp Nou fue cuando Barcelona ganó a Malaga con 4-1. Era el último partido de la temporada y Barca pudo celebrar que había ganado otro título de liga. Yo por mi parte, he celebrado las victorias con divertidas noches en Hard Rock Café, My Bar, Temple Bar y mi sitio favorito CDLC con mis amigos.

Hablando de ganar… Uno de los viajes que he hecho a Barcelona, fue un premio que gané en un concurso fotográfico. Fue un viaje que salió muy bien y donde encontré un grupo nuevo de amigos. Fuimos 22 personas en aquel viaje y nos guiaron por los diferentes puntos de interés de la ciudad con el termómetro marcando 30 grados. Lo que más me gusto de la visita fue el Parc Güell de Gaudi donde paseamos entre lagartos vestidos por mosaicos, escaleras y pilares inclinados. Desde 1984 el parque es parte del patrimonio de UNESCO.


Parc Güell invita a muchas viviencias.

Como Tompa y habíamos estado en Barcelona un mes antes, preferimos quedamos para disfrutar de la bonita piscina de nuestro hotel Catalonia, mientras el resto del grupo se fue de compras. Un par de horas más tarde mientras estábamos tumbadas en las hamacas de la piscina brindando con Sangria, volvieron de los boutiques, con el sudor bajando por todo el cuerpo y hechos polvo.

La mejor piscina que hemos tenido en Barcelona, fue en el hotel Andante. El hotel esta cerca de las Ramblas y del puerto, la situación a mí entender, y la terraza del ático tiene unas vistas estupendas a la ciudad y una piscina muy bonita donde te puedes refrescar después de todo el sightseeing. ¡No hagas como mi amigo, que se olvido de la crema solar! Tuvo una quemadura importante..


El hotel Andante tiene un atico fantástico.

Otras cosas para no olvidar en caso de ir a Barcelona, es el mercado de La Boqueria, la bonita plaza Reial, ver algún show de flamenco o simplemente no perder de vista tu cartera en la Placa Catalunya. Sobre todo tienes que pasar por el pequeño bar Can Paixano en C/de la Reina Cristina 7. Cuando abren la puerta metálica se esconde allí un pequeño bar – tienda que casi pasa inadvertida. Venden comida fantástica y también cava. Es el sitio que visitamos primero cuando llegamos a Barcelona. Gracias, Mats y Jocke, por recomendarlo!


¿Porqué no hacer una visita a La Boqueria?


El pequeño bar Can Paixano tiene cava buena.


¿Porqué no refresecarse en el puerto?

Nos vemos!
Lengan

Hoteles populares para reservar en Barcelona:

H10 Marina
El hotel dispone de SPA, restaurante, bar, piscina ubicada en la terraza de la octava planta con vistas sobre la ciudad y la costa, bar, restaurante, WiFi y centro de negocios.

Catalonia Park Guell
Catalonia Park Güell está situado en una zona tranquila muy cerca del parque de Gaudí y rodeado de una variedad de clubes deportivos y zonas recreativas.

Petit Palace Opera Garden
El hotel se localiza en el centro de Barcelona, en las Ramblas.

Salles Hotel Pere IV
Hotel con SPA y piscina cubierta.

Andante Hotel
Ubicacion estupenda, cerca del puerto y Las Ramblas.

Catalonia Atenas
Situado cerca de buenas zonas comerciales y la Sagrada Familia.

Barcelona Pere Tarres Youth Hostal
Albergue ubicado en una zona segura y tranquila de Barcelona, a 3 km del casco antiguo y a 6 km del puerto y las playas.